Ord fra 1910

Mine tanker er i 1910 for tiden.  Jeg leter etter noen gamle utgaver av Sjømannsmisjonens "Bud og Hilsen" fra april og oktober 1910. I disse utgavene har langveisfarende Ivar Welle skrevet om den fjerne hvalfangerstasjonen Grytviken i Syd-Georgia med ønske om å få i stand en kirkelig aktivitet for de norske hvalfangerne som er stasjonert i den sydligste spissen av Argentina. 

Men det var ikke dette jeg skulle publisere idag, men reflektere litt kort om at selv om tankene befinner seg i 1910, så har 1910 mye aktuelt å bidra med nesten hundre år senere, i 2008. I 1910 utkom Rudyard Kiplings samling av noveller og dikt som heter "Rewards and Fairies". I kapittelet Brother Square Toes ble for første gang diktet IF- publisert. Et dikt skrevet i 1895 og som fortsatt i dag kan fortelle oss en ting eller to om integritet. ´Integritet´ er en kvalitet jeg gjerne skulle sett mer til sammen med ´respekt´, men som man antagelig var like dårlig på i 1910 som i dag. Som Sigrid Undset engang så innsiktsfullt skrev: "Menneskenes hjerter forandrer seg aldeles intet". Med Rudyard Kiplings egne, gjennomtrengende ord:

If you can keep your head when all about you
Are losing theirs and blaming it on you;
If you can trust yourself when all men doubt you,
But make allowance for their doubting too:
If you can wait and not be tired by waiting,
Or being lied about, don?t deal in lies,
Or being hated, don?t give way to hating,
And yet don?t look too good, nor talk too wise;

If you can dream?and not make dreams your master;
If you can think?and not make thoughts your aim,
If you can meet with Triumph and Disaster
And treat those two imposters just the same:
If you can bear to hear the truth you?ve spoken
Twisted by knaves to make a trap for fools,
Or watch the things you gave your life to, broken,
And stoop and build ?em up with worn-out tools;

If you can make one heap of all your winnings
And risk it on one turn of pitch-and-toss,
And lose, and start again at your beginnings
And never breathe a word about your loss:
If you can force your heart and nerve and sinew
To serve your turn long after they are gone,
And so hold on when there is nothing in you
Except the Will which says to them: "Hold on!"

If you can talk with crowds and keep your virtue,
Or walk with Kings?nor lose the common touch,
If neither foes nor loving friends can hurt you,
If all men count with you, but none too much:
If you can fill the unforgiving minute
With sixty seconds? worth of distance run,
Yours is the Earth and everything that?s in it,
And?which is more?you?ll be a Man, my son!


Oslo al mediodia - y medianoche

Volver a Noruega no era como volver a algo conocido. Siete meses llevo viviendo y trabajando en Buenos Aires, Argentina, y volví a Noruega justo antes de la Navidad, el día más oscuro del año, el 22 de Diciembre 2007. El día que me fui de Buenos Aires hacía muchisimo calor, pero yo me vestí para el invierno. Varias horas en avión, demoras, complicaciones y cambios de temperatura. Despues de casi 24 horas de viaje bajé del avión en Sandefjord, Noruega. El contraste era impresionante. Un cambio de temperatura de casi 50 grados, de plena luz a oscuridad total. El frío me picaba la piel, y reconocí el olor de Navidad de mi infancia.

lykt
(Foto: Elisa Vik: Lámpara cubierto de hielo)

Los días siguiente andaba en la oscuridad en las calles, mirando los edificios conocidos, pero aún extraños, buscando las pocas horas de luz del día, y cada día cayendo hasta la depreción cuando caía la noche demasiado temprano en la tarde. No podía entender que _esto_ era mi hogar. Cada vez que bajé una escalera, pensaba en la escalera angostisima que tenía en el departamento en Buenos Aires. Cada vez que tomé el subte del otro lado del andén, me confundí pensando que el subte en Buenos Aires anda al revés. Y Cada vez que vi el sol, tan bajo, justo sobre el horizonte hacía el sur, pensaba en el sol del norte de Argentina.

hunder
(Foto: Elisa Vik: Perros jugando en la nieve)

Por fin llegó la nieve. Cubriendo la ciudad en blanco da una ilusión de luz, aunque no haya. Aprovechando, fui caminando hasta un punto más arriba de la ciudad este. Los níños ya estaban jugando, algunos con sus padres, otros con sus perros y amigos. Los perros encantan la nieve, corriendo, peleando, resbalando en todo lo blanco y suave.

elisanarr
(Foto: Elisa Vik: Tiqui bien abrigada, se ve parte de la ciudad detras de los árboles)

Siguiendo nevando, mi asiento en el banco se cubría inmediatamente mientras saqué fotos de los perros y de la ciudad:

oslotaake
(Foto: Elisa Vik: Parte de Oslo cubierta en niebla y nieve)

Volviendo a mi casa, pasé por un caminito donde no hay mucho tráfico. En las avenidas, la nieve ya se fue, que las autoridades la quitan con maquinas y sal. Sabían ustedes que sal hace la nieve derretir? Mezclado con sal, el punto de congelar del agua baja hasta 18 grados bajo cero en vez de zero que es lo normal. Asi, usando sal en las carreteras, la nieve y hielo se vuelve en agua. Acá, no ponen sal, y hay más que 15 centímetros.

snevei
(Foto: Elisa Vik: El país del invierno)

Justo fuera de mi ventana están estas dos bicicletas. Alguién las ha parqueado alguna vez en el otoño y olvidado todo de ellas. Seguramente no van a ser usadas hoy.

snesykler
(Foto: Elisa Vik: Bicicletas no para usar hoy)

En el verano, hay flores, colores y todo muy verde. Ahora, las flores del verano pasado están secas, grises y congeladas, cubiertas en nieve. Me parece también bonitas, asi como flores de nieve.

sneblomster
(Foto: Elisa Vik: Flores del verano pasado, ahora secos y congelado)

Pronto pasó las horas de luz, pero todavía queda mucho del "día". La gente vuelven a sus casas de sus trabajos en la oscuridad como también se van a trabajo antes que amanezca. Cenan a las cinco o seis, y después empiezan sus actividades sociales. Esto es el parque más cercano a mi casa. Padres llevan sus niños acá para jugar, esquiar, hacer muñecas de nieve.

vinterstemning
(Foto: Elisa Vik: Niños y padres jugando en la nieve, construyendo muñecos de nieve)

Yo fui con amigos al parque para tomar café o chocolate caliente, que traíamos en thermos.
Para hacer el ambiente más comfortable pusimos velas en la nieve.

snelykt
(Foto: Elisa Vik: Cuando no haya luz, hay que construirla. Velas rodeadas por bolas de nieve)

Que diferente es la vida del invierno noruego a la vida del verano en Buenos Aires, verdad? Conocido, pero a la vez extraño, dos dimensiones en dos extremos del mundo.

Pero acá estoy, y es mi hogar, donde nací, donde están mis amigos y mi familia. Pero ya tengo también un hogar en Argentina y Bolivia. Allá también tengo mis amigos y mis familias. Cómo les extraño, pensando en ustedes todos los días, queriendo volver, pero a la vez, feliz de estar en mi tierra, luchando contra la oscuridad, esperando la primavera y la vuelta del sol poco a poco subiendo de la linea del horizonte. A la vez feliz de estar con mis amigos, mi familia, mi casa, mi trabajo, y también sabiendo que voy a volver a mis queridas tierras Argentina y Bolivia, porque las tres tierras son mías.

Y ya sé que tengo no sólo un hogar, sino dos, uno noruego, y otro latinoamericano.

Hasta el viento de nuevo me lleve por allá, no me olviden, mis queridos del otro lado del mundo.


februar 2008
ma ti on to fr
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19
20
21 22 23 24
25 26
27
28 29    
             
RSS 0.91